Testimonios

«El Eneagrama como herramienta de análisis de relaciones ha sido, para mi modo de ver, un excelente modelo interpretativo, y gracias al dominio de Horyu, he podido identificar buena parte de mi rol en los conflictos y relaciones que he vivido. Lo más importante respecto a lo cual quiero dar testimonio, es como Horyu se compromete en lograr resultados efectivos, sin importar el costo que para el signifique lograr el resultado. Gracias Horyu por permitirme recomendar tu terapia y compartir mi experiencia.»

Ingeniero Civil Mecánico, 46 años
«… ya no sabía cómo seguir adelante con mi vida y mi familia. Soy la mayor de cinco hermanos en una familia súper conservadora. Realmente me encontraba destruída por dentro y sentía que siempre debía elegir entre ellos o yo. … ahora tengo las herramientas necesarias para manejar las situaciones difíciles que se me presentan logrando con ello una mejor relación interpersonal con mi familia y la gente que me rodea. Hoy me siento mejor conmigo misma y mas tranquila.»
Estudiante Obstetricia, 24 años

«Finalmente descubrí que no estaba enamorada y que no quería seguir con él, con la ayuda de Horyu me atreví a decirle a mi marido que no quería seguir con el matrimonio y me separé. Hoy soy una persona mucho más resuelta y aprendí a valorarme y vivir de una forma más auténtica. Horyu me enseñó a ser quien soy y descubrir mi esencia, hoy puedo decir que me liberé y que realmente estoy tranquila con mi vida. Para mí Horyu es mi maestro y es lo mejor que me ha pasado.»

Asesora Financiera, 47 años

«…el trabajo fue orientado absolutamente a encontrarme a mi misma, si bien estaba consciente de mis falencias y también segura de mis virtudes, Horyu me ofreció una maravillosa forma de percibir el entorno con una mirada carente de prejuicios, conectándome con el ahora, permitiéndome disfrutar como nunca de cada momento, que por supuesto no están libres de dificultades, pero que hoy con una actitud diferente, observando cada evento bajo un prisma distinto, puedo vivir sin entramparme y seguir adelante.»

Psicopedagoga, 43 años